La electricidad es una de las principales formas de energía, con ella, se obtiene la iluminación conveniente, las comunicaciones de radio, televisión e internet, servicios telefónicos y aparatos eléctricos que ya llegaron a constituir parte integral del hogar el comercio y la industria.

Siendo un servicio indispensable para el día a día de las personas y de las empresas por lo tanto, se busca no tener interrupciones del servicio y los operadores de energía y empresas debe buscar mitigar las interrupciones de este, las cuales se pueden presentar por fallas en las redes, imperfectos de los usuarios, imprevistos naturales entre otros.

Al encontrarse varios usuarios conectados a una misma red, la capacidad del servicio puede fluctuar y presentarse caídas de tensión o fallas por deficiencias en las instalaciones de un usuario que malogra el servicio.

Por tal motivo se aconseja la instalación de redes de distribución, transformación y generador eléctrico alterno exclusivos, el cual aportara una mayor estabilidad en el servicio de energía y si es necesario alimentara equipos de emergencia sin interrupción.